sábado, 5 de abril de 2014

Diarios de Lunch: Restaurante Salsipuedes.


El restaurante Salsipuedes, en la planta baja del Hotel Bristol y bajo la batuta de la Chef  Cuquita Arias de Calvo, fue el lugar perfecto para un lunch rápido en mitad de la semana y degustar su cocina con un estilo panameño único.

Debido a que había un evento privado en el comedor principal, tuvimos que quedarnos en el bar que es la antesala del restaurante, que no nos molestó en lo absoluto porque es igual de cómodo y lindo.

Las Margaritas son las mejores que he probado.  No importa como la pidas vas a quedar con ganas de más, son realmente deliciosas.


La Adorada pidió una Corvina Fresca del Mercado que vino en una chicha de tomate ahumado, palmitos rostizados y berro.  Delicioso pero si vas realmente con hambre debes pedir otro plato ya que es tal cual como lo vez en la foto, sin acompañante. Así que pide otro plato pero no dejes de probar este.



Y como yo si fui con un hambre atroz, pedí el Club Sandwich Panameño que es el mejor de la plaza.  Pollo, langostinos, aguacate y bacon son los protagonistas de este plato que puedes acompañar con papas fritas o con chips de plátano verde.


El precio de los platos lo vale.  El servicio fue rápido y muy atento a pesar de que tenían un evento privado ese día.  No tuve tiempo para el postre pero definitivamente regresaré.

viernes, 4 de abril de 2014

La adorable chicha de Arroz con Piña.



Tuve que hacer un par de llamadas al Poblado antes de iniciar la receta, para eso de "buscar la perfección" de la chicha.  Quedó como me lo esperé: espesa, deliciosa y con pequeños granitos de arroz.

Para esta receta utilizamos:
La cáscara de una piña
1/4 taza de arroz
3 rajas de canela
1 litro de agua
Nuez moscada rayada
Azúcar, leche y vainilla al gusto.



Iniciamos colocando en una olla grande las cáscaras de la piña en un litro de agua, el arroz y la canela. La cocinamos hasta que el grano de arroz rompa para luego bajarla del fuego y dejar refrescar.

Una vez ya esté a temperatura ambiente, en la misma olla vamos a apretar las cáscaras con la mano para sacarle todo el jugo posible.  Luego pasamos todo a una licuadora para que los granos no queden enteros. (Recuerden que a la licuadora no van las cáscaras de la piña)

Ya licuado todo, transferimos al envase en la que la vamos a guardar en la nevera y le agregamos azúcar y leche evaporada al gusto.  Un toque de vainilla y nuez moscada rayada le dan un toque delicioso.

Rinde 1 litro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...