jueves, 17 de julio de 2014

My Petite Foodie Box. El secreto mejor guardado.


Y es el secreto mejor guardado porque nadie sabe que contiene hasta que llega a tus manos.  Esta cajita se está abriendo paso y mientras lo hace nos deja con un paladar más refinado y con ganas de más.

Hoy recibí mi primera cajita gracias a mis amigos de My Petite Foodie Box y fue una sorpresa muy agradable.  Dentro de ella estaban deliciosos productos escogidos por la Chef Cuquita Arias quien fue la curadora de esta primera edición.  Entre los productos que traía están:

Pesto de aceite de oliva y albahaca con parmesano de Cuquita Cookita
Mostaza Dijon Squeeze de Felipe Motta Wine Stores.
Aceitunas rellenas de almentras de Athanasiou.
Sandías confitadas de Athanasiuu.
Vino Lagarde Viognier (100% Viognier) de Felipe Motta Wine Store.

Además podrás encontrar dentro prácticas recetas que podrás hacer con alguno de los productos del mes.  Ingresa a My Petite Foodie Box y conoce como puedes ordenar tu caja y recibirla en la comodidad de tu casa u oficina todos los meses.

Definitivamente esta es otra opción para todos nosotros que disfrutamos del buen comer y de las sorpresas.


A la dulce espera de La Praline.



Una tradición y herencia familiar de casi 30 años en Venezuela está lista para endulzar a todos los panameños.

La Praline Chocolatier nació en Caracas en el año de 1985 en donde la combinación del famoso cacao venezolano y técnicas belgas le dieron un sitial de importancia en la elaboración de bombones, trufas, barras de chocolate y demás.

El cacao venezolano es mezclado de manera virtuosa y elegante con especiales y exóticas materias primas como pistachos iraníes, sal del Himalaya, pétalos de violeta, macadamias o vainilla de Madagascar.

Algunos de sus bombones contienen rellenos artesanales elaborados por su equipo, tales como mazapán, diferentes tipo de praliné, gianduja y fondant. También incluyen especias como romero y proponen combinaciones con crocantes avellanas, almendras y nueces, así como naranjas confitadas y miel pura.
Por si fuera poco, aportan a sus productos toques frutales de maracuyá, naranja y limón, y realizan los rellenos con refinadas infusiones de sarrapia, té, menta, café y moka. 

Todo esto bajo la tutela del maestro chocolatero, Ricardo Baquero, que además de heredar su interés en el cacao de abuelos y bisabuelos que lo comercializaron alrededor el mundo desde Venezuela, se formó bajo la tutela del maestro belga Brian Van den Broucke.

Por todo esto no es de extrañar de que estemos ansiosos por su apertura en Panamá.  Su local estará ubicado en Vía Porras en donde trabajan arduamente para abrir sus puertas muy pronto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...