El Mesón del Prado. De día y de noche.


Uno va al Mesón sin esperar mucho, solo comer y salir satisfechos.  Allí la atención no es de 5 estrellas pero nadie se queja, es un lugar en donde comes y te vas, lo mejor de todo es que está abierto las 24 horas, así que si los antojos salen a relucir a cualquier hora, no hay problema.

Sancocho
Me fuí con dos comensales el domingo por la noche porque el antojo de emparedados sobrepasaba los límites permitidos.  Estando allá me antojé de un sancocho de gallina que vino delicioso, igualito al de Las Tablas, ñame blandito, orégano y una buena presa de gallina de patio.  Esto sí es un sancocho, nada de eso que le ponen de todo, que si zapallo que si mazorca; eso es sopa de pollo.

Emparedado de filete con Mozarella
Los emparedados estuvieron "normalones".  Pedimos uno de pavo, de pierna y de filete con mozarella.  Los dos primeros estuvieron bien, sin llegar a extraordinarios.  El de filete con mozarella le faltó algo de este delicioso queso.

Lo acompañamos con una chicha de piña y un ponche de frutas que estaban simplemente como debían estar.

you might also like

Restaurants

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Food Blogger